¿Cómo saber si estamos creciendo en nuestro trabajo?

Comparte este contenidoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePin on PinterestShare on Tumblr

Si tienes esa vocecilla al interior que te dice que algo incomoda, puede ser signo de que estés estancado. Pero no te confundas, no siempre es culpa del destino/país/sociedad/jefe/empresa/Dios/etc., también es probable que no estés mirando todos los aspectos involucrados.

Esto lo escucho seguido, en mis Consejerías Laborales: “Siento que no aprendo, como que no avanzo, estoy confundido/a” y lo primero que intento indagar con la persona es entender por qué pasa esto, haciendo una especie de scanner a la situación laboral que está viviendo. Esa reflexión es la que todos debemos hacer.

Así que te invito a que revisemos los indicadores que pueden darnos luces de si estás o no creciendo en tu actual trabajo y cuáles serían mis recomendaciones.

Aprender: Aprender es un signo claro de estar creciendo. Pero cuidado con esto. Muchos que llevan apenas un año trabajando en algún lado, ya sienten que no están aprendiendo y quieren cambiarse a otro sitio rápido para no tener las sensación de tiempo perdido.

Cuando entramos a un trabajo, NO nos ponen un profesor para que nos dé lecciones. Sino, que nos pagan para que realicemos una labor de acuerdo a nuestros estudios previos y motivación presente.

Decir que te cambias de trabajo porque en el antiguo dejaste de aprender, indirectamente le dices a tu futuro jefe “y cuando deje de aprender en éste, ya me buscaré otro”, les pones un manto de presión, una deuda y al notarlo, puede quedude en contratarte.

Así que lo mejor es que te sinceres si estás haciendo un buen diagnóstico de tu actual trabajo respecto al término “aprender”:

  • Tener más conocimientos: Una empresa da efectivamente más información de valor para tu trabajo, porque es obvio que debes entender su metodología, estándares de entrega, procesos, detalles de los servicios, etc. Cada desafío es algo nuevo y así lo entienden los que llevan años en una empresa, donde siempre pueden aprender algo. Si quieres mantenerte auto motivado, sácale provecho a cada labor que te asignen, pregunta, sé curioso, averigua cómo se hacen las cosas. Y no para que “te vean” motivado, sino porque nace de ti y hará que te levantes cada día con ánimo para seguir creciendo y aprendiendo.
  • Observar más: Insisto en lo del profesor, nadie te va a contratar uno cuando entras a un trabajo. Eres TÚ el que debe abrir bien los ojos y fijarte en los mas viejos cómo reaccionan y resuelven problemas. Sobre todo de liderazgo, cuando nadie sabe qué hacer con alguna cagada que esté pasando, observa a ese que sale con un plan de acción menos malo y sin mucho alarde comienza a implementarse, incluso con poca fe. Anda siguiéndole la pista a cómo se resuelven las cosas, cómo desatan nudos los más experimentados y tómalo como un regalo de aprendizaje. ¿No es crecer eso?

Espacio para tu creatividad: Y no me refiero a la del marketing queridos colegas publicitarios. Es la creatividad que cada uno lleva dentro para solucionar sus problemas de siempre, con ideas nuevas. Tómalo como desafío personal y métete en la cabeza que puedes aportar más que sólo terminando tus obligaciones. Si ves que algo podría mejorarse con una idea tuya, ¡dale! ¡exprésala! Son de esas cosas que NO aparecen en el contrato que firmaste, pero que sin duda mejorará tu trabajo y el de los demás. Si te escuchan y aplican tus propuestas, ¡Date cuenta que estás creciendo! Si sólo te escuchan, pero no aplican, bueno ya vendrá la oportunidad. No te rindas.

Reconocimiento: Felicitaciones verbalmente, por escrito o — mejor — frente al público. No todo es dinero, si quieres hacer carrera o durar algunos buenos años recibe estas congratulaciones con humildad, como respuesta a tu aporte intelectual a la empresa e intégralo a tu hoja de vida como un paso adelante en el desarrollo de tu carrera. La suma de varios reconocimientos, con un buen jefe, en una buena empresa, traen beneficios al final y es signo de que avanzas.

Mayores responsabilidades: La mezcla de ascenso y es subida salarial que todos queremos, es sin duda porque tus jefes entienden que estás para desafíos mayores y ellos están haciendo una buena inversión contigo (recordemos que todo es negocio estimados, pero también tiene un lado amable cuando estamos en el lugar correcto, con la actitud correcta). Un peldaño más en tu trabajo, te haces más grande. Tómalo como otro check de crecimiento.

Si aún con todas estas formas sientes que no avanzas o crees que definitivamente están cerradas las puertas para crecer, ok, puede que sea hora de emprender vuelo. Pero mi invitación es que no te rindas rápido, peléala, quédate con el sabor de haber dado la batalla hasta el último. Si no se pudo, bueno hasta luego, pero que nadie diga que hiciste todo para que ocurriera.

¿Y tú, cómo te sientes hoy en tu trabajo?

Suscríbete aquí a cristianparrao.com

y recibe todos los posts en tu correo.

Comparte este contenidoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePin on PinterestShare on Tumblr

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *