Me gané una vida extra

Comparte este contenidoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePin on PinterestShare on Tumblr

¿Es posible, así como en los juegos, ganar una vida extra? Aunque no es algo literal, sí podemos agregar pequeñas vidas a la actual. Me gusta verlo así: cuando te propones construir proyectos paralelos y que en algún futuro (o no) puedan reemplazar a los que tienes hoy, estás creando tu propia vida extra.

A todos nos ha pasado que en momentos sentimos una agradable comodidad. Estás con un trabajo que no te desagrada y marcha aparentemente bien. Y aunque no quieres refregártelo en la cara, sabes que tu energía, sueños y juventud se la estás vendiendo a los accionistas de la compañía por un salario seguro a fin de mes.

Pero mejor no acordarse de esas cosas porque quizás te den ganas de construir tu propio proyecto y eso (acá viene la ironía) sería terrible porque te sacaría de tu comodidad y comenzarías a leer blogs de emprendedores, coachings, escuchar a otros que se atrevieron a saltar (seguimos ironizando my friend), aprendiendo de los que han fracasado y triunfado, poniéndote tus plazos, durmiendo menos.. uf, un sacrificio terrible. En otras palabras, te obligaría a crear tu propia VIDA EXTRA.

Y ahora en serio, quiero que hablemos de eso.

Si sientes que tu vida está absolutamente tranquila y no quieras que se mueva un pelo, perfecto, puede que no te motiven todas estas cosas. Pero si eres de los que se acuesta y junto a la almohada piensas “ay, hoy nuevamente me dieron ganas de armar [agregue acá idea que llevas tiempo masticando], pero no tengo energía, ni dinero, ni tiempo”, es signo de que: te estás desaprovechando, crees que las cosas externas llegan solas, no sabes como partir y el mundo está perdiendo un cerebro creativo que no se atreve a lanzarse.

Tampoco estoy diciendo que sea fácil y obviamente dependerá de la envergadura de tu idea. No te desanimes si hay días que te parezcan que no tienes fuerzas. A todos nos pasa y creemos que no vale la pena, es normal. Te digo que sí vale la pena intentarlo y aunque no te resulte, será de esas lindas historia que le contarás a tus futuros nietos, como nuestros abuelos o padres lo hicieron sin buscar el exitismo. ¿No es parte de la vida y trascendencia eso? Yo creo que sí.

Podemos dar algunos tips para remecerte y acercarte aunque sea un poco a un avance inicial.

  • Ideas no son lo mismo que un proyecto: Personalmente me costó entenderlo. Todos dicen que las cosas hay que escribirlas y no tenerlas en la cabeza. Siempre me pareció que daba lo mismo hasta que un día lo hice y noté el cambio brusco. Las ideas están en tu cabeza, pero son volátiles y se mezclan con todos los pensamientos del día. En un papel o computador, las ideas se transforman en proyecto, porque te da la posibilidad de priorizarlas, ponerles metas y fechas. Además están ahí y te ayudan a motivarte cuando las vas cumpliendo.
  • Baby steps: Los gringos tienen términos para todo, me encanta. Por muy gigante que sea tu proyecto, siempre habrá un pequeño paso por el que partir. A veces ni siquiera te imaginas cuántos tendrás que dar antes de llegar a lo que quieres, quizás son 500 ó 1000, pero te aseguro que si partes detectando los tres o cuatro primero, ya comienzas a avanzar.
  • Abre los oídos y cierra la boca: ¿Tienes un proyecto que es único en la tierra y ningún otro ser humano lo ha hecho antes? Genial, eres de ese 1% que admiraremos. Pero si eres parte del 99%, métete a Google y averigua quién lo ha hecho antes e intenta juntarte con él/ella. ¿Te parece muy audaz lo que te digo? Bien, acostúmbrate a la audacia y creatividad para esta cosas. Y cuando hables con esa persona, pregunta inteligente, cierra la boca y escucha su experiencia.
  • Los que logran cosas no están solos: De todas las historias que conocemos de líderes o gente más cercana a uno que ha logrado cosas, es porque le pidieron algo a alguien en algún momento. Aunque está encadenado con el punto anterior, luego de obtener la experiencia de otro, seguirás requiriendo más manos o cerebros. Y no te digo en que tengas que contratar a alguien, aún es temprano para hablar de eso. Muchas veces la gente simplemente quiere ayudar, deja que pase.

Hoy cuando te acuestes, acuérdate de estos pensamiento ¿Preparado para obtener una Vida Extra? Yo creo que sí, dale una vuelta y convéncete.

Suscríbete aquí a cristianparrao.com

y recibe todos los posts en tu correo.

Comparte este contenidoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePin on PinterestShare on Tumblr

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *