Cómo venderte en tu próxima entrevista de trabajo

Comparte este contenidoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePin on PinterestShare on Tumblr

(Artículo original en http://www.theladders.com).
Mis comentarios en subrayado.

Cuando la auto-promoción no es lo tuyo, así como la venta de un producto o idea, aquí hay cinco consejos para ayudarte a dominar la presentación de marketing más importante: La tuya.

Conoce a Henry

Henry es un vendedor de primera clase y de perfil corporativo top the line, que ha lanzado muchos productos de consumo de alto estándar en el mercado y se han convertido en un enorme éxito. Después de haber trabajado para las mejores empresas en muchos sectores, hay muy pocas cosas que no pueda hacer.

A través de su trabajo, Henry exhibe un impresionante set de habilidades buscando oportunidades de marketing y para cualquier producto se las arregla elaborando las mejores estrategias de salida a otros mercados geográficos y obteniendo los insights adecuados para desarrollar tácticas ganadoras y ampliar su público objetivo. No hace falta decir que él es un vendedor innegablemente dotado. Aplicar este ejemplo para cualquier profesional existoso, no sólo las personas de ventas o comercial.

¿Por qué no puede Henry venderse a sí mismo?

Muchos vendedores talentosos pueden vender sin esfuerzo cualquier objeto o idea, pero a la vez luchan para promocionarse a sí mismos. Le pasa a mucha gente, la mayoría para mí gusto. La falta de habilidades de auto-promoción puede ser una cuestión de humildad, o la incapacidad de ver objetivamente las habilidades y el valor que aportan a la mesa. Al identificar tus fortalezas y conocer tu valor, puedes promoverte con confianza y profesionalmente sin aparentar ser arrogante.

5 Consejos para venderte en tu próxima entrevista de trabajo

  • Saca las emociones: Si luchas para auto-promoverte, debes despersonalizarte del proceso y sacar provecho de tus habilidades de marketing. Piénsalo de esta manera: en esta ocasión tú eres el producto/inversión. Preséntate como tal y sobre qué puedes hacer y cómo puede beneficiar a la empresa. Ojo, no debe verse esto como una venta de pomada charlatán, sino que efectivamente hacer el juego de que estás siendo un consultor/a para ofrecer un muy buen servicio, que por coincidencia eres tú mismo.
  • Conoce los hechos: Conoce tus evidencias y basa tus argumentos en hechos concretos. Da ejemplos de cuánto ahorraste tiempo o dinero para una empresa. ¿Ha creado estrategias de marketing exitosas? ¿Cuáles son formas en que las empresas anteriores se han beneficiado de tu experiencia? Estos hechos deben hablar por sí solos sobre tu rendimiento. Buen punto, ser objetivo realmente ayuda mucho en la entrevista, para no caer en clichés como “soy jugado”, “me integro bien en los equipos” y otras frases que todo el mundo dice. Recopila y luego concéntrate en los hechos, eso te ayudará mucho.
  • Conoce tu “Propuesta Única de Venta” (USP, por sus siglas en inglés): Sumérgete profundamente en tu marca personal y desarrolla tu USP. ¿Qué te distingue del resto? ¿Eres un profesional de IT con una personalidad burbujeante? Ser analítico y sociable es un fuerte USP. Piensa en tus cualidades únicas y marca ese camino. Comparte estas ideas y transmíteselas a los entrevistadores en cómo vas a agregar valor a la empresa. Tarea para la casa: la mayoría no se conoce. Pregúntale al resto las fortalezas y debilidades que ven en ti y confírmalas o descártalas. 
  • Examina tus recomendaciones: ¿Qué grandes cosas ha dicho la gente sobre ti? Piensa en cómo los demás te han elogiado y toma nota. Mira tus recomendaciones en línea ¿Qué es lo que dice la gente? Utiliza esto para ayudar a fortalecer tu confianza y llévalo a la entrevista. Si te lo dicen, es porque algo de verdad debe haber, confía en ti.
  • Practica tu presentación: Una vez que hayas despersonalizado el proceso y reforzado lo que eres, comienza a practicar tu presentación. Ensaya los hechos objetivos que te hacen muy valioso para la empresa y mostrando tus números y evidencias. Practica tu USP en la entrevista de trabajo. Utiliza tus recomendaciones como motivadores para recordar que la gente respeta y valora tu trabajo y esfuerzo. Practícalo con un amigo o pareja el día anterior a la entrevista. Hagan el juego de roles y memorízate las frases claves que no puedes dejar de decir. Pídele que te haga una crítica constructiva de cómo hablas.

Henry reconoce que esta nueva nueva forma de autoventa – ahora que se estaba empleando nuevamente – catalizó un cambio en el proceso de búsqueda de empleo, ya que lo llevó a buscar oportunidades en un nuevo sector que no había intentado antes. Él, de un cargo de menor nivel en la empresa que buscaba, movió su candidatura para solicitar un cargo dos niveles arriba, a pesar de su falta de experiencia en el sector.

Lo que Henry entrenó fue repensar su set de habilidades y experiencias como si estuviera encontrando oportunidades para un producto en un mercado nuevo. Aprendió a tener las emociones fuera del proceso, ya que abordó las preguntas exactas que le ayudaron a centrarse en las experiencias y conocimientos que tenía que cumplir en la nueva función.

¡A practicar!

Suscríbete aquí a cristianparrao.com

y recibe todos los posts en tu correo.

Comparte este contenidoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePin on PinterestShare on Tumblr

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *