7 señales claras que tu carrera va bien (y no tienen nada que ver con el sueldo)

Comparte este contenidoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePin on PinterestShare on Tumblr

El éxito significa diferentes cosas para las personas. Para muchos, la acumulación de riqueza o poder son signos definitivos de logro. Para ti, puede ser tan simple (o complejo) como ser feliz.

Y a pesar que una actitud continua de auto-mejoras cosecha buenas recompensas, es bueno parar de vez en cuando y apreciar lo que ya hemos logrado. Con esto en mente, aquí hay siete señales inesperadas que eres más exitoso de lo que piensas:

1. Llevas un montón progresado

Cuando había tenido problemas para aprender un idioma, una persona sabia me dijo: “No pienses en lo lejos que tienes que ir. Mira hacia atrás, y considera todo lo que has avanzado”.

Este principio se aplica a través de nuestras vidas. Piense en la versión de ti mismo hace cinco años. ¿Qué experiencia recogiste? ¿Qué lecciones aprendiste?

La verdad: Has recorrido un largo camino.

2. Estableces tus propias prioridades

Tu negocio puede no estar haciendo millones, pero amas lo que haces. O bien, has aprendido la valiosa lección que el dinero no puede comprar más tiempo para que lo pases con la familia y amigos (o haciendo tu cosas más importantes).

El establecimiento de prioridades es la mitad de la receta para el éxito. La otra mitad se aferra a ellos.

3. Amas aprender

Eres es un lector voraz. Te encanta probar cosas nuevas. No te importa cometer errores.

¿Por qué? Porque cada nuevo viaje amplía tus horizontes y ayuda a comprenderte mejor, a los demás y al mundo que te rodea. Los errores no son fracasos; son sólo más oportunidades para aprender.

4. Usas tus objetivos como trampolín

Tendemos a medir el éxito con las grandes cosas: graduarse de la escuela, el primer ascenso, incluso el matrimonio.

Pero son los pequeños objetivos los que conducen a los logros más grandes: cada prueba superada, cada trabajo productivo, consiguen mucho más de lo que piensas.

Todos los grandes éxitos empiezan con los más pequeños.

5. Cultivas buenos hábitos

Aristóteles decía: “Somos lo que hacemos repetidamente. La excelencia, entonces, no es un acto sino un hábito.”

¿Qué sabes sobre levantarse temprano cada mañana? ¿Qué te parecen una rutina de ejercicios? ¿O el hecho de trabajar duro para llegar siempre antes de lo acordado?

Alcanzar metas requiere trabajo duro y perseverancia. Pero independientemente de dónde estás tratando de ir, los hábitos correctos te están ayudando a llegar allí.

6. Te esfuerzas por ser emocionalmente inteligente

Ninguno de nosotros puede controlar perfectamente las emociones.

Pero al trabajar para identificar nuestras emociones, nos damos cuenta el importante papel que desempeñan en tu vida y usar eso para tus decisiones, te hace mucho más exitoso de lo que serías de otra forma.

7. No te rindes

Una de las mayores claves del éxito es la persistencia.

Muchas personas renuncian antes de cruzar la línea de meta o justo antes de alcanzar el objetivo al que han invertido mucho tiempo y esfuerzo.

Pero ese no eres tú. Todavía estás aquí día tras día, avanzando, decidido a jugártela por todo.

Y eso es lo que hace que sea un éxito.

Fuente: The Muse

Suscríbete aquí a cristianparrao.com

y recibe todos los posts en tu correo.

Comparte este contenidoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePin on PinterestShare on Tumblr

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *