ENTRENA LA ASERTIVIDAD

Y CAMBIA TU VIDA


Revisa estas 10 situaciones en el TRABAJO y analiza si te sientes IDENTIFICADA con al menos una.
Cada frase fue sacada de testimonios reales.

  1. Varios me han dicho que soy buena en el trabajo, pero "no me creo el cuento".
  2. Evado los conflictos en el trabajo. No me gusta pelear.
  3. No delego muy bien y termino haciendo el trabajo de otras personas.
  4. A veces algunos/as me tratan como niña y en realidad tampoco soy tan joven.
  5. Me cuesta "golpear la mesa".
  6. Me cuesta decir lo que pienso o siento.
  7. Digo lo que pienso o siento, pero después me quedo preocupada, no me vayan a despedir.
  8. Me insegurizo con algunas personas en mi oficina.
  9. Tengo un Jefe/a con carácter Dominante y me cuesta manejar esa situación.
  10. Alguna vez he ido al psicólogo por esto, pero veo que pasa el tiempo y no se resuelve.

Testimonios reales de profesionales que han tomado mi Coaching

Yasmín

"Ordenar el liderazgo de un equipo, para mí fue la ganancia más significativa" 
"Sin duda, hay un antes y un después"

Lorna

"Ha sido un camino gigante que me tiene hoy en día muy empoderada"

Carla

"Hoy respiro y aprendí a Delegar"
"Tengo Tiempo y me puedo Organizar Mejor"

Tamara

"Volví a sentirme mucho más segura con mis decisiones. Enfrenar situaciones que la 'Tamara del pasado' podría sentirse un poco más complicada"

Juan Andrés

"Tengo Confianza en las Habilidades que descubrí que tenía"
"Hace falta que alguien te mire desde afuera con objetividad"

Ignacio

"Poco a poco comencé a sentirme más Seguro"
"Siento que tengo las Herramientas y los Recursos, más preparado"

Foto oficial CP - baja

Acerca de 

Cristián Parrao

Soy Cristián Parrao, Coach Integrativo Certificado, Publicista UDP y Diplomado en Habilidades Directivas.

Hace 15 años fue la primera vez que me nombraron jefe y nadie me advirtió los cambios que YO tenía que hacer para lograr un buen desempeño con mi equipo.

Fue un aprendizaje largo, a punta de tropiezos, aprendizaje práctico y mucho estudio. Yo sabía que podía ser líder, pero debí entender que no solo era un desafío técnico; también humano.

Después de emprender y asesorar a diferentes empresas, he visto que muchos líderes sufren. Pueden hacer su trabajo diario, pero las diferencias entre sus expectativas y lo que finalmente ocurre con sus equipos les ocupa tiempo, energía y, en algunos casos, los abruma.

Sé que no tiene por qué ser así. Mi misión es hacer que los líderes consigan sus objetivos y disfruten de su liderazgo. Es una oportunidad tan maravillosa que nos otorga el mundo laboral ¡No hay porqué pasarlo mal!

MÁS INFORMACIÓN