¿Por qué fallan las metas?

numero-ano-nuevo-2020.jpg

¡Feliz año! Estoy ansioso por darte el abrazo, pero ya encontraremos el momento.

Las metas fallan, principalmente por estas 9 razones:

1 Quieres, no debes:Debo comer sano”. ¿Debo? ¿Eso te escuché? ¿Dijiste “debo”? Quizás partimos mal. Ya en tu vida debes hacer muchas cosas, como trabajar, ser responsable, pagar las cuentas, abrazar a tu suegra y más. ¿Te quieres echar otro “debo” más?

Te invito a que cambies la palabra por “quiero” y veamos qué resulta. Ahora mírate al espejo y di “Quiero comer sano”. Ok, por ahí puede sonar mejor. Si no te convence, puede que no estés preparado/a hoy para esa meta.

2 Imprecisa declaración de metas: Cambia el “Quiero ser feliz”, que resulta muy positivo, pero a la vez ambiguo, por acciones más concretas que relaciones con tu felicidad. Por ejemplo, quiero adoptar un perro, quiero pasar más tiempo con mi familia después del trabajo, quiero estar más en casa los fines de semana, quiero viajar 1 vez a la semana a la playa, etc.

3 Lo que controlas, lo que no: Acá un clásico “Quiero tener un nuevo trabajo”. ¿Cuánto depende de ti y cuánto de otras personas que una empresa te contrate? Varias personas, créeme. Por lo tanto no te pongas metas donde dependa de otros. Llega hasta donde tu propio esfuerzo te lo permita. Por ejemplo, “enviaré 10 currículums de lunes a viernes, todas las mañanas”.

4 Medición: ¿Cómo mides el avance de tu meta? Si ella fue “quiero dejar de ser tímido/a para este 2020”, cuando estés en julio, ¿cómo saber si lo lograste? Puede que tengas una percepción de tu timidez, pero nunca tendrás claridad si lo lograste o no, cayendo en el punto 2 de imprecisión. Lo mejor es que digas “quiero conocer una persona nueva cada semana”, por ejemplo y así ir midiendo correctamente.

5 Un plan adecuado: Cuando las metas tienden a ser más complejas, necesitas un plan. Si es “quiero terminar un diplomado”, serán varias cosas que tendrás que planificar, desde los recursos para pagarlo, las recomendaciones, inscribirte, coordinar con tu trabajo, etc. Por mi pequeño, organízate y planifica. 

6 El compromiso: ¿Estás o estarás 110% comprometido/a con esta meta? Si no lo tienes suficientemente alto, se desmoronará fácilmente.

7 De a uno: Que la ansiedad no te juegue en contra y trates de tener muchas metas. Si es primera vez que haces este ejercicio, propongo que partas de a poco. Ve y pruébate cómo eres con esto de las metas y anda calibrando tu esfuerzo.

8 Realista: ¿Tu metas es ganar un torneo de la NBA? Hay gente en internet que su mantra es “tú todo lo puedes”, “si lo imaginas, lo tendrás” y pasa finalmente que terminas poniéndote metas que son inalcanzables o poco racionales para los recursos con que cuentas.. 

9 Ambicioso: Al revés del anterior, si tu meta es demasiado poco ambiciosa, perderás el interés. Hay un término que tienen los españoles y me gusta mucho “que te haga ilusión”. ¿Es una meta que te hace ilusión y a la vez es realista? ¡Vamos por ella!

¡Feliz inicio del 2020!


Atte.

Cris Coach.

- Inscríbete en mi Curso GratuitoConsejos para no meter la pata en una Entrevista de Trabajo.
- Quieres vivir un proceso de coaching conmigo? Escríbeme y me cuentas qué buscas en tu vida.
- Mi webwww.cristianparrao.com
- Mi Instagram@hola_cris_coach

footer.png

0 comentarios

There are no comments yet. Be the first one to leave a comment!